¡No te olvides de sus cascos!

Inicio/¡No te olvides de sus cascos!

¡No te olvides de sus cascos!

Mandai Martins 08 Sep 2015
Vendedora de Equitación en Decathlon Donastia- San Sebastián

¡No te olvides de sus cascos!

En mi opinión, uno de los temas que más nos preocupa a los propietarios de un caballo, es cuánto tiempo debemos esperar hasta el próximo herraje. Por eso, a través de este post os voy a intentar a resolver esta duda.

La mayoría de los veterinarios, afirman que “sin cascos no hay caballo”, por eso debemos conocer correctamente la estructura de esta zona tan importante y saber qué cuidados necesita.

El casco está formando por tres partes:

  • Pared: es la zona exterior, su crecimiento es hacia abajo desde la corona.
  • Suela: parte ligeramente cóncava y muy sensible por su extrema delgadez, su misión es proteger al casco de lesiones.
  • Ranilla: mecanismo amortiguador y antideslizante que facilita que el casco se extienda y contraiga a cada paso, es fundamental mantenerlo limpio en todo momento para evitar problemas en el casco.
¡No te olvides de sus cascos!

Partes que forman el casco “fuente de la imagen: Aire Vaquero”

El cuidado del casco es importante, por ello es fundamental realizar a diario una limpieza exhaustiva del mismo, antes y después de proceder a montar.

Para la limpieza utilizaremos, el limpiacascos, de la siguiente manera:

  • Trataremos de eliminar la suciedad desde el talón hacia  abajo, con mucho cuidado en la zonas blandas de la ranilla para no penetrar con mucha fuerza.
  • Observaremos que en los surcos laterales de la ranilla, no haya ninguna piedra o suciedad acumulada.
  • Limpiaremos la ranura central, poniendo máxima atención en la búsqueda de cualquier señal de podredumbre, grieta o sequedad.
  • Por último, comprobaremos que la herradura se mantiene perfectamente colocada y con todos los clavos correspondientes

Si no realizamos la limpieza a diario, no podremos percibir la aparición de un problema en el casco hasta el momento en el que nuestro caballo empiece a cojear. Por otra parte, además de la limpieza de los cascos, debemos de mantener la limpieza del box, es decir, que nuestro caballo disponga de una cama seca y limpia, ya que no hay nada peor para las cascos, que una cama húmeda y llena de orina y estiércol.

Si el casco de nuestro caballo esta húmedo, utilizaremos la brea de pino: ideal para proteger de la humedad la palma y las ranillas malolientes.

Por el contrario, si el casco está seco, tenemos el ungüento hidratante: concebido para nutrir y flexibilizar los casos resecos y quebradizos.

Para un cuidado diario tenemos el ungüento rubio: para mantener los cascos flexibles y brillantes y reavivar el color natural de los mismos.

¡No te olvides de sus cascos!

Dependiendo del estado de los cascos del caballo se le pone un ungüento u otro

¡Es de vital importancia que el casco esté bien sano!, ya que le pedimos a nuestros caballos una serie de actividades, como cargar con nosotros, saltar, galopar sobre el asfalto, permanecer estabulado largas horas en el box… Todas estas actividades no son naturales y provocan una tensión antinatural en los pies del caballo.

El casco no deja de crecer durante toda la vida del caballo, pero se va desgastando sobre todo si en el animal trabaja en superficies duras, de ahí la necesidad de utilizar los herrajes, que servirán para evitar el excesivo desgaste del casco.

¡No te olvides de sus cascos!

A la hora de herrar a nuestro caballo deberemos de tener en cuenta el terreno en el que nos movemos y el trabajo que realizamos

La herradura, es como la “suela” que protege el casco del caballo, previene su desgaste excesivo y lo cuida del deterioro.

A la hora de determinar la necesidad de herrar a nuestro caballo deberemos de tener en cuenta el terreno en el que nos movemos y el trabajo que realizamos.

Tanto el recorte de los cascos como el herraje deberán realizarse por un profesional herrador.  En principio ningún caballo debería de sobrepasar las ocho semanas sin herrar (tiempo límite). El periodo aceptable de herraje es de 4 a 6 semanas; dependerá un poco también del nivel de trabajo que se realice con el animal así como del crecimiento del casco.

Para saber si un herraje es bueno, deberemos tener en cuenta:

  • Los clavos son del tamaño correcto.
  • Los talones quedan perfectamente protegidos por el herraje.
  • Los remaches se encuentran alrededor de un tercio de la altura.

Para saber si nuestro caballo, está totalmente sano, lo mejor es hablar con el herrador durante el proceso de herraje. Él nos dará su opinión como profesional y es el que nos va poder hacer mejorar los cascos del caballo.

A través de este vídeo, podéis ver el proceso de herraje de un caballo:

El herrador junto al veterinario nos recomendarán el tipo de herraduras que necesiten nuestros caballos.

Las herraduras han de colocarse siempre por parejas  idénticas dos a dos para manos y  pies y del tamaño apropiado.

Las herraduras de acero  son las más usadas; son las recomendadas para un trabajo normal. Existen distintos pesos y tallas, la mayoría tienen una ranura que da mejor agarre y, en algunas, los talones pueden estar remetidos para prevenir alcances. Pueden tener una o dos pestañas para evitar que las herraduras se tuerzan. También se pueden utilizar herraduras de aluminio son mas ligeras ideales para caballos de carreras o de polo.

Medias herraduras se ponen a caballos que están en prados para proteger las puntas de los cascos y así evitar grietas y malformaciones en el casco. Consisten en sólo la parte delantera de las herraduras, sin talones.

Herraduras “ curativas”  tienen formas diferentes para ayudar a la recuperación de lesiones:

    • Herradura de boca cántaro: también conocida como herradura de huevo. Es ovalada, completa, para aliviar la presión sobre los talones. También se le puede añadir una protección para la ranilla, una plantilla, que añade presión a la ranilla y sujeta el tejuelo.
    • Herradura con barra:  incrementa la superficie de apoyo del casco.
    • Herradura ancha: el borde interior de la herradura es más ancho para una mayor distribución del peso.
    • Herradura recortada: alivia la presión sobre los callos.

 

No podemos terminar este post sin hablar de una técnica del cuidado y tratamiento de los cascos que está adquiriendo gran importancia hoy en día: el Barefoot.

¿Qué es barefoot?


“El Barefoot es una gestión, cuidado y mantenimiento de las pezuñas de los caballos con una serie de técnicas y recursos, usados también en el herraje moderno, que se basan en estudios actuales sobre la anatomía del pie del caballo tal como su funcionamiento tanto interno como externo”.

¿Qué ventajas tiene el cuidado barefoot de los cascos ante las herraduras?

“El casco es una estructura viva, que va creciendo en función de su desgaste. La dureza se rige por el terreno habitual del caballo y el tiempo que tiene que correr. Un caso es flexible ante irregularidades del suelo, tiene un efecto amortiguador que protege a las articulaciones del caballo y antideslizante en terrenos naturales, además funciona como un órgano sensitivo que transmite información importante al caballo sobre la consistencia del terreno.” Estando tapado por el hierro el casco no podrá hacer su función normal. Con herraduras la pezuña se queda sin estimular unas zonas de la suela que le son de vital importancia para su buen funcionamiento.”

Espero que os haya servido de ayuda, y recordad: ¡Sin cascos no hay caballo!

Me despido de vosotros hasta el siguiente post, aprovechad al máximo los pocos días que nos quedan de verano, galopando.

Bibliografía

http://www.escueladelcaballo.es/barefoot-casco-sin-herradura

Por | 2017-05-08T17:48:39+00:00 septiembre 8, 2015|Caballo, Videoblogs|Sin comentarios

Acerca del autor:

Vendedora de Equitación en Decathlon Donastia- San Sebastián

Deje su comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de elaborar estadísticas y analizar el uso de la página. Marque la casilla si consiente la instalación de cookies con las finalidades expresadas. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar